GENUFLEXIÓN

 
1.- EX. CALLE DIA

Suena esta canción:



Es por la mañana. Un camión de butano, aparcado sobre la
acera, arranca y se marcha, dejando ver el portal de un
edificio. Sale de él un cartero con su carrito amarillo.
Saluda al portero que barre el trozo de acera que
corresponde al portal, hablan unos segundos y continúan su
trabajo. Aparece un muchacho con una caja enorme de
verduras. El portero le da unas palmaditas en la espalda. El
chico entra en el portal.
Acaba la canción (... porque tenía que rezar)

2.- INT. IGLESIA DIA

Misa ordinaria de domingo en una iglesia de un barrio bien.
A tope de feligreses de rodillas.
 
CURA VOZ
El señor esté con vosotros
FELIGRESES
Y con tu espíritu.
CURA VOZ
Levantemos el corazón...

Los feligreses se levantan, salvo una señora de mediana
edad, bien parecida, muy arreglada, en la tercera fila, que
permanece de rodillas, elevada la barbilla, con sonrisa
extasiada.

FELIGRESES
... lo tenemos levantado hacia el
señor.
La señora sigue de rodillas, la miran.
CURA.
Demos gracias al señor, dios
nuestro.
MARIDO DE LA SEÑORA
-En volumen bajo- Carmen, psssh
levanta Carmen...
FELIGRESES

Es justo y necesario.

El marido tira hacia arriba del brazo de Carmen, tratando de
levantarla.
 
CURA VOZ
En verdad es justo necesario, es
nuestro deber y salvación...

3.-INT. ESTADIO DE FÚTBOL TARDE

Los aficionados celebran, gritando y saltando, un gol del
Madrid.
MARIDO Y OTROS FOROFOS
Gooooooooooool!!!!!!

Entre la gente y al lado de su marido está Carmen, de
rodillas sobre un cojín de esos para sentarse en las gradas,
en el suelo.

4.- INT SALÓN DE CASA DIA

Dos niños, de 12 y 9 años aproximadamente, enredan en el
sofá. El mayor da un golpe fuerte al pequeño con el cojín
del sofá, tanto el cojín como el niño, este de morros, caen
al suelo. El niño llora desconsoladamente.

NIÑO MAYOR
Mamáaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

Llega Carmen corriendo y se arrodilla sobre el cojín del
suelo, levanta barbilla, media sonrisa. El pequeño, a su
lado y con la boca ensangrentada, la mira atónito.

5.-INT. CONSULTA DE MÉDICO DIA

Un médico tras su mesa, mira los análisis de Carmen. Se
levanta, le mide la tensión,le hace seguir su dedo con los
ojos, apretar los dientes, sacar la lengua, moverla hacia
los lados.

6.- INT. CONSULTA DE MÉDICO DIA

Carmen, marido y médico en la puerta de la consulta. Carmen
y su marido saliendo.

MÉDICO
-Dando unas palmaditas en la
espalda al marido- Y no se preocupe
tanto...

En la sala de espera de la consulta, una mujer y su bebé. El
bebé, que está en su silla de paseo, lanza contra el suelo
su oso de peluche. Carmen corre hacia el peluche y se
arrodilla encima. El médico la mira boquiabierto desde la
puerta.

7.- EX. CALLE DIA

Amanece sobre el portal de la escena uno. Se escuchan
algunos sonidos de coches. Sale el portero con cara de
sueño, observa un rato la calle, sale el marido de Carmen,
se saludan rápido, el marido lleva una cartera marrón de
trabajo y bastante prisa. Sigue el portero observando la
calle entre bostezos, se rasca los testículos, saluda con la
mano a alguien de la otra acera.

8.- INT. CASA DÍA

Carmen, en bata, recoge el desayuno, friega, barre las
migas, se sienta, cruza las piernas, se fuma un cigarrillo,
pensativa.

9.- INT. BAÑO DÍA.

Carmen lleva una falda de tubo muy estrecha y una camisa con
tres botones desabrochados, una coleta alta. Se está
pintando los labios frente al espejo. Se mira mientras hace
gestos con la boca.

10.- INT. DORMITORIO DIA

Carmen está ahuecando uno de los almohadones de su cama de
matrimonio, se oye un largo y estruendoso pitido del portero
automático.

11.- EXT. PORTAL DIA

VOZ DE CARMEN
Sí???????????
SEÑOR CON CARTAS EN LA MANO

Caaaaaaaaaaaaaaaaaaartero del
banco!!!

Carmen abre.

12.- INT. PASILLO DIA

Carmen tira el almohadón al suelo, se sube un poco la falda,
se arrodilla sobre el almohadón, se oyen pasos, sonrie.

13.- INT. PASILLO DIA

Una mano de mujer baja la cremallera del pantalón del
uniforme de cartero, raaaaaaaaaaasssssss! La mano se
pierde en el interior de la bragueta.




                                              FIN

                                        PÍO PÍO



1.- INT.COCINA-COMEDOR DÍA

Mesa con 4 platos. Mara y Lucía están de rodillas sobre las
sillas. Sus vasos están decorados con dibujos de piolín.
MARISA
-Llega a la mesa con una bandeja de patatas fritas y se
sienta- Haced caso a la abuela en todo lo
que os mande, eh?

2.- INT. BAÑO DÍA

Luis se mira al espejo mientras peina con agua su pelo
hacia atrás.
VOZ DE MARISA
Luis, se hace tarde!!!

 3.- INT.COCINA-COMEDOR DÍA

LUIS
-Todos en la mesa. Mara, que juguetea con una pulsera de Piolín, se la pone a su padre en la muñeca- 
Gracias! Te quiero mi amor. Las llevo yo, hoy entro a las 5,30.
-Come deprisa y mueve frenéticamente una pierna. Marisa se
levanta y empieza a recoger la mesa-
MARISA
Tengo dos entrevistas, volveré hacia las nueve.

4.- INT. COCHE DÍA

Luis mira como las niñas entran en el cole. Se queda un rato absorto. Abre la guantera, saca las gafas de sol, se las pone, cierra la
guantera. Arranca.

5.- INT DORMITORIO DÍA

Marisa coge una bolsa grande de debajo del armario, la
revisa y mira el reloj.

6.- INT COCHE DÍA

Luis en un atasco, una manifestación que paraliza el
tráfico, cruza ante su coche. Pita y mueve la pierna.

7.- INT. BAR CHINO DÍA

Marisa entra a un bar con paso ligero, sonrisa y
la bolsa. Saluda a los de la barra con la cabeza, va directa
hacia el baño.

8.- EXT. PUERTA DEL SOL NOCHE

Decenas de personas variopintas. Un grupo de jipis toca
percusión y baila. Otro grupo de unos quince, conversa en
círculo. Bastante gente de pie, distribuida por la plaza y
aumentando. Un suramericano muy moreno con una nevera
portátil, vende agua y refrescos. Una persona disfrazada de
pollito amarillo gigante, reparte octavillas de publicidad y
hace gracias a los niños que se le acercan.

9.- EXT. PUERTA DEL SOL NOCHE

Una decena de furgones anti disturbios en fila. Un grupo, Luis entre ellos, atendiendo a las órdenes.
JEFE DE POLICÍA
Identificáis a los más guarros,levantáis los putos
campamentos, a los que se reboten,
multa, no me llenéis esto todavía
de mierda que están convocados a
las siete. Vamo vamo!!!

10.- EXT. PUERTA DEL SOL NOCHE

Gente que protesta. El pollo sigue repartiendo publicidad
casi a empujones. La plaza se llena.

11.- EXT. PUERTA DEL SOL NOCHE

Anti disturbios dando hostias a la
gente, llueven vasos y botellas, algunas impactan en los
policías, que no paran de dar porrazos. Destaca el traje amarillo
del pollo, zarandeado y prisionero de la marabunta.

12.- EXT. PUERTA DEL SOL NOCHE

La persona-pollo inconsciente en el suelo. El disfraz se ha
abierto y se ve la cabeza ensangrentada de Marisa.Un anti
disturbios le realiza maniobras de reanimación, se ha quitado los guantes, lleva en la muñeca una pulsera de Piolín. Se oye la sirena del sámur, otros anti disturbios hacen de barrera de contención.
GENTE QUE GRITA
Hijos de puta!!
Asesinos!!!

13.- INT.CUARTO DE ESTAR NOCHE

Mara y Lucía cantan a dúo una canción en el
karaoke de la tele. La abuela está sentada en una silla,
mirándolas y dando palmas. Suena el teléfono.




                                       FIN
                         EMPATÍA


1.- INT. CAFETERÍA DÍA

Una cafetería pequeña, de esas de clientela habitual.
Mesitas y algunos sofás anclados en la pared. Cálida.
Decoración madera oscura. Hace un día soleado y este entra
por las cristaleras de la fachada. Algunas personas en la
barra y un par de mesas al fondo ocupadas.
Entra una pareja de treinta y tantos, él abre la puerta y
entra inmediatamente después de ella, la mujer lleva una bolsa de
plástico. Se dirigen a una mesa de la entrada.
Ella se sienta en el sofá y deja la bolsa a su lado. Es
grande, de una clínica privada.
ÉL
-De pie- Tú que quieres?
ELLA
Coca-cola light. Qué tienen de
comer?
ÉL
-tras girarse levemente hacia la
barra- No sé, míralo tú.
ELLA
Bah, da igual, coca-cola.
 
 2.- INT. CAFETERÍA DIA

Él deja la coca-cola para ella, un café con leche y un
pincho de tortilla para él sobre la mesa. Coge el periódico
de una mesa de al lado, se sienta, le sonríe, da un sorbo al
café, abre El País.
 
3.- INT. CAFETERÍA DIA
 
Él lee el periódico, ella mira hacia la calle a través de la
cristalera. Lo cierra un momento para comer un bocado de
tortilla, ella lo mira, él le sonríe, vuelve a abrir el
periódico.

4.- INT. CAFETERÍA DIA
 
Ella da vueltas a su vaso de coca-cola ya vacío, su mirada
ausente al fondo del vaso. Mueve los dedos nerviosamente
sobre la mesa. Lo mira, él sigue leyendo, oculto tras el
periódico.Ella resopla un par de veces, se remueve en el sofá, él no
se inmuta.
 
5.- INT. CAFETERÍA DIA
 
Ella tiene un cigarrillo entre los dedos, juguetea con él,
le da golpecitos contra la mesa, carraspea un par de veces:
ELLA
Tienes por ahí tu mechero? No
encuentro el mío.
Él gruñe tras el periódico.
ELLA
-Tras unos segundos, elevando el
tono- Me dejas tu mechero, por
favor?
No obtiene respuesta.
ELLA
-Alzando la voz- Juanjo! Estás
sordo? Que si me das fuego!!!
ÉL
-Dejando el periódico de malos
modos- Joder no me grites, toma el
puto mechero! Mira tía, tener un
tumor en la cabeza no te da derecho
a tratarme así!!!




                             FIN



   Y en estas cosillas ando. Feliz primavera, FJavier. Un beso a tod@s.


.

No creo en el infinito. Sí en la inmensidad. Antes, el mar parecía infinito, pero ya no. En cambio, sigue siendo inmenso. Todo termina en algún punto, hasta las cosas que se transforman, antes fueron otras que acabaron. El infinito es la esperanza. Un símbolo al que agarrarse cuando se desea eternizar el presente por miedo a un todo o nada futuro. Siento un dolor infinito. Pero no, es inmenso. La posibilidad de que aumente, lo congela en infinito unos instantes. El infinito es un comodín. Redondo, claro, como todo. A veces echo mano del comodín del infinito aun no siendo demasiado lista, pero tampoco tan tonta como para creer en dios. Cuando la ciencia encuentre la cola o la cabeza de las últimas inmensidades sin medir, dios dejará de ser un superhéroe y será tan solo una marca con fieles consumidores. Tengo una paciencia infinita. No es verdad. La paciencia inmensa se disfraza de infinita para camuflar la dificultad de decir basta. Basta. Y ya puedo medirla. "Te quiero hasta el infinito y más allá", lo dicen mucho los niños, pero dejarán de decirlo cuando hayan explorado lo suficiente. Siento un amor inmenso y a pesar de su grandeza, cabe en una minúscula gota de basta. Y aunque llueve a mares, no será suficiente. Hace un inmenso calor.

HORMIGAS



.
A los doce años, viví durante algún tiempo en un chalet sin terminar. Detrás de un muro, habían abandonado un montículo de arena de esa que se usa para mezclar con cemento. La intemperie endureció la capa superior, haciendo de ella un crocante de tierra y piedras diminutas, muy agradable de pisar.

Cientos de hormigas desfilaban. Aunque ya había vivido en el campo y los bichos no me impresionaban, aquel trasiego de antenas en formación, no era normal. Curiosa y solitaria -pena de criatura- , quise saber, ahondar en ese agujero que tragaba y escupía hormigas sin parar. Comencé, con un palo y muchísimo cuidado, a levantar trocitos de suelo. Enseguida supe que aquello en lo que me adentraba era mucho más y busqué herramientas mejores, para evitar desprendimientos que seguro destruirían todos esos huecos, habitáculos y pasillos. Pero a pesar del sigilo y las precauciones, las hormigas enloquecían y huían desordenadas, perdiendo el invento toda la gracia. Pasado un buen rato, volvían. Tuve que adaptarme y cambiar la estrategia si quería ver cómo construían su vida y claro que quería, habiendo además llegado ya a los huevos y las larvas. Qué lugar tan asquerosamente fascinante.

Sustituí el cielo abierto por un panel y sobre este, un plástico, para protegerlo de las incremencias del tiempo y de mis hermanos. Así, subía al montículo, levantaba despacio el techo artificial, las observaba largo tiempo y cuando me cansaba de tanto orden y tranquilidad, interactuaba un poco con ellas con un palito fino o unas migas de pan, volvía a cubrir el hormiguero y me iba, hasta el dia siguiente. Luego me picó una abeja reina en la mano, dolía, se me hinchó, me pusieron barro, tuve fiebre, abandoné el hormiguero.

Se me ocurre que quizá Iluminada, la hormiga que veía a la Virgen a través de sus gafas mágicas, nació en aquel montón de arena, muchos años antes de lo que yo creía. O que los niños de aquel sueño con lobos feroces, desafiaban al miedo para ir a jugar con la arena porque conocían el secreto que yo había olvidado. La humanidad entera actúa de forma muy parecida a aquellas hormigas desquiciadas y anuladas ante semejante violación. Volvería a hacerlo? No. Pero porque ya lo hice antes. Me aburriría. Qué poco he cambiado. Soy un círculo. Tú también. Y el amor, que se me está haciendo bola.


Un dibujo.
No.
Porque no.
Que no.
Porque es un secreto.
A nadie, a ti tampoco.
Sí te quiero mucho, lloras de mentira.
No lo he terminado.
A ver el tuyo.
No tienes ninguno.
Pues enséñamelo.
No tienes.
No.
Porque es un secreto, mamá.
No puedes decírselo a nadie.
Dí "lo prometo".
Has cruzado los dedos.
A ver.
Al conejo, tampoco.
Ni al perrito.
A nadie.
Vale.