Cuando ya no se puede mirar hacia otro lado,
o estás conmigo o estás contra mí.